jueves, 25 de junio de 2009

VALS CON BASHIR - ANIMACIÓN I

El primer documental en animación. Un vals de Chopin. El director Ari Folman, un extraordinario equipo de dibujantes y la historia. Estuvo en Bafici no sé con qué resultado, y en Cannes ganó por la banda musical. No pude verlo. Lo lamento. Basado en las masacres de Sabra y Shatila ocurridas en 1982, en las que murieron miles de civiles (todos libaneses)". Leído en Puerta de Babel.
Ni buenos ni malos, la locura humana. Todos perdemos en una guerra.
Pero, ¿qué tiene que ver esto con la animación a la lectura?

Las animaciones realistas o fantásticas atraen a los chicos y a los jóvenes. Conversemos con ellos después de mirarlas. ¿Qué sentimientos nos han provocado? ¿Sería diferente si les hubiéramos puesto otra música de fondo? ¿Probamos? ¿Por qué a veces las imágenes muestran planos generales y otras veces un primer plano o un detalle? ¿No es como si gritáramos o si susurráramos?
Murmullo, susurro: ¿y si hablamos de la aliteración?
Y ¡cuánto para decir si hablamos del tiempo! El personaje busca recordar, y la narración deberá elegir los caminos de la memoria: raccontos, anticipaciones, paralelismos...

Espero con ansias que los blogs de aula empiecen a funcionar


PALABRA Y VIDA

MÁXIMAS CONVERSACIONALES

Los hablantes deben colaborar, si desean que haya conversación. Esa cooperación se basa en cuatro reglas:
Máxima de cantidad: la información ofrecida no debe ser escasa ni demasiado abundante.
Máxima de calidad: no mentir.
Máxima de relevancia: no decir cosas inoportunas ni fuera de lugar.
Máxima de modo: ser claro.

¿Conocen estas máximas medios y políticos?
¿Las conocemos todos en nuestra plática cotidiana?

PALABRAS


pUbLicAdO EN pAgInA 12

REP valoriza mucho el lenguaje en sus tiras. Aunque, a veces, me resulta un poquito críptico, su humor me parece muy interesante.

martes, 23 de junio de 2009

EN LAS NUBES (THE DAYDREAMER)


Debo confesar que cuando propongo una lectura a mis chicos es porque el libro me ha atrapado. Y cuando veo que durante la lectura se quedan quietos como estatuas y con los ojos muy abiertos (juro que es difícil), me emociono como si estuviera en el mejor escenario del mejor teatro.
Había leído El placer del viajero y Sábado de Ian Mc Ewan. Los leí en español. El primero en la traducción de Benito Gómez Ibañez para Anagrama y el segundo traducido por Jaime Zulaika.
Los dos libros me sumergieron en sus historias de manera tal que me resultaba difícil suspender la lectura para realizar otras actividades. Al recorrer Casa Bohn en Villa Gesell, encuentro En las nubes y lo compro sin dudar al ver que era otra obra de Mc Ewan. Esta vez, Mc Ewan mira la vida con ojos de chico. Y como chico de 10 ó 12 años que vive en la nubes. Parece que comparte los mismos problemas, con mis alumnos porque ellos están encantados. Peter soporta a la hermana, a los padres y,por supuesto, a las maestras; envidia a su gato que se queda calentito encima del calefactor, enfrenta al matón del colegio a pura inteligencia y tiene pesadillas tras un atracón de chocolate.
¡Algún día descubrirán que Mc Ewan se los ha ganado a puro adjetivo!

"No era más ruidoso, sucio o tonto que ninguna de las personas que conocía"

lunes, 22 de junio de 2009

EL TREN DEL ALMA


Es un tren hospital que, preparado con personal voluntario realiza un viaje por pequeñas localidades del norte de mi país, para dar asistencia médica primaria y educación sanitaria a los chicos que carecen de servicios pediátricos permanentes.
¡Qué bien que exista el tren! pero... ¿por qué es necesario?


Mi amor te abraza dulcemente
para abreviar la espera de la marcha
impetuosa.
Llegan las manos milagrosas
que curarán al niño de su fiebre.
Los rieles desanudan esperanzas,
vértigos, temblores.
Te acompasan el zumbido y las cadenas,
que chocan contra los durmientes.
Tren de la vida que le quitas
los diablos a mi niño de la fiebre y el hambre.

Llegan vestidos de blanco, como ángeles
con guantes y barbijos.
Es largo el viaje, muchos los caminos.
Se detienen para abrigar las penas,
los miedos y los llantos.
El tren del alma, hospital andante,
les tiende una sábana blanca
para calmar la angustia de la noche.

Ay, aguadita del valle,
arenosa, impenetrable, dale a mi niño la risa
para que resuene el eco
y lo escuchen.
Vengan todos,
olvidados de los montes:
El tren del alma nos trae
el remedio a la ausencia

sábado, 20 de junio de 2009

TIM BURTON


GUIÑOS


Cuando mis chicos eran peques podíamos pasarnos horas tirados en la Librería del fondo. Así descubrimos a Banyai y a A. Browne.
Ahora son ellos quienes me invitan al teatro, me organizan el blog y me recomiendan autores.Paula estudia Teatro y Periodismo y Alejo, cine. Ellos me hacen la vida felíz.



Fotografía: Alejo Rey

jueves, 18 de junio de 2009

SIN PALABRAS: RE-ZOOM

El maravilloso libro Re-Zoom de Istvan Banyai sorprende, deja sin palabras a los más pequeños, a los más grandes y a todos los profes que lo descubren, por igual. Es una secuencia trompe-l'oeil de imágenes que nos confunden haciéndonos creer que vemos lo que no vemos. Los chicos de 12 años han concluído que "no siempre la realidad es lo que parece". Como reflexión, no está mal, ¿no es cierto?

Colección: A la orilla del viento (infantiles), ISBN: 9681660180, Formato: Tapa cartoné; 19 x 23 cm., 31 pp.

Primera edición: 1999, Última edición: 1999.

He realizado una actividad cuyo punto de partida extraje de I.R.A.(International Reading Association) con estudiantes de 1º Año de Secundaria Básica, (12 años). Luego apliqué otras acciones que se me ocurrieron a mí.

Primeramente fotocopié el libro y entregué en forma desordenada una copia a cada alumno y en algunos casos 1 cada 2, puesto que trabajo con 42 chicos por clase. Luego les pedí que se concentraran en su imagen para poder describirla con la mayor precisión posible. Al cabo de 15 minutos debían decirnos de qué se trataba su imagen, entonces los que encontraban algún tipo de similitud o referencia se acercaban y trataban de organizarlas. Así las fuimos pegando en un pizarrón con cinta de papel. Siempre hay correcciones para hacer, que los mismos chicos van marcando. Les encanta la actividad porque es un desafío, porque trabajan en conjunto, porque se mueven por el salón, y porque los sorprende.

Otra tarea que se me ocurrió plantear fue, sensibilizarlos en torno a la cohesión textual. Aquí no tienen espantosos pronombres, ni adverbios estremecedores sino imágenes que por un simple detalle, no siempre fácil de descubrir, van organizando la secuencia.

Y, por si esto fuera poco, aprovechamos la intertextualidad que nos permitían las pirámides de Egipto del comienzo del libro y Picasso que viaja en subte detrás de sus anteojitos negros, al final; para que leyeran acerca de esos temas y los comentaran con los profesores de Sociales y de Artística. Como decimos por aquí: Salió con fritas....

Bueno, amigos si ponen en práctica la actividad espero sus comentarios.



miércoles, 17 de junio de 2009

INVITACION


LE SOLEIL NOIR




...
Des coquillages blancs et des cailloux salés,
Qui roulent sous les vagues, mille fois ramenés,
Des rouges éclatants, des soleils éclatés,
Dont le feu brûlerait d'éternels étés,
...
Barbara

Fotografía conchillas: Paula Rey

La foto que tomó mi hija al finalizar el verano me recordó los versos de Barbara. Recordar es "pasar por el corazón" la soledad, la lucha, la sonrisa, el ímpetu, la dulzura, la voz profunda y lacerante de Barbara.

LA PALABRA QUE SANA



Esperando que un mundo sea desenterrado por el lenguaje, alguien canta el lugar en que se forma el silencio. Luego comprobará que no porque se muestre furioso existe el mar, ni tampoco el mundo. Por eso cada palabra dice lo que dice y además más y otra cosa.
Alejandra Pizarnik, en El infierno musical
Fotografías: Alejo Rey

martes, 16 de junio de 2009

UN ENCUENTRO ESPECIAL


He estado en Bs As visitando a mis hijos. En el subte, en el pasaje que conecta la estación Perú de la línea A con la estación Catedral de la línea D nos encontramos con Mafalda, sus amigos y su familia. Mafalda es un personaje muy querible por todos nosotros. La historieta representa a la clase media argentina que se ve obligada a dejar sus sueños de lado para lograr apenas sobrevivir económicamente. Mafalda personifica, en cambio, la lucha por un mundo más solidario y justo. Durante muchos años, Quino recorrió ese pasaje para ir a entregar su tira al diario donde trabajaba. Nos alegra mucho que ahora pueda compartir este homenaje con todos sus lectores.

La foto publicada en Critica Digital muestra a Quino en el momento de la inauguración del mural

miércoles, 10 de junio de 2009

Las palabras viven



En casa, nos ocupamos de que nuestros chicos tengan abrigo, comida, vacunas, escuela. Es a puro amor y hasta casi a puro instinto que protegemos a nuestros chiquitos. En casa aprenden a lavarse las manos antes de sentarse a la mesa, a decis gracias, a pedir por favor.

Y es en casa también, donde niñas y niños aprenden la magia de las palabras. Cada familia tiene sus propias palabras: las que cuentan las historias de los abuelos y abuelas, las que susurran las canciones de cuna, las que nombran los lugares de origen. La memoria de cada casa se construye con palabras propias, únicas.

Cuando contamos un cuento para que se duerman, o una historia de miedo mientras ronda el mate en un día de lluvia, o cantamos juntos con los abuelos aquellas canciones de antes, estamos construyendo con palabras nuestra vida familiar. Son todos pasos, que nos llevan al maravilloso mundo de la lectura.



Todos crecemos aprendiendo que hay palabras que se dicen y palabras que no; palabras que lastiman y palabras para el perdón; palabritas dulces como un caramelo o ásperas como la lija. Las palabras esconden nuestros miedos y expresan nuestras valentias; cantan y lloran o se matan de risa.

Las palabras curan: Sana, sana, colita de rana
Si no sana hoy, sanará mañana

Las palabras juegan: Ronda, ronda,/el que no se escondió,/¡que se esconda!

Mamá, papá, los abuelos y abuelas o los tíos y las tías ofrecemos a los pequeños las primeras sonoridades: "aserrín, aserrán..."; las primeras expectativas: "abracadabra, pata de cabra..."; los primeros ritos: "y colorín colorado este cuento se ha acabado..." Por la casa corre un torrente de tradición oral que los grandes rescatamos de nuestra infancia para que se vuelva voz en la voz de los chicos.

Las palabras viven. Hacen llover y hacen salir el sol.




Que el abuelo busque en el fondo del bolsillo, la abuela en el delantal, los papás entre los cigarrillos, las mamás en el fondo del bolso, las palabras para acunar los sueños, las palabras de amar, y las de reír.

Benteveo espía/Gorrión dormilón/Sale de su nido/Sin el pantalón

Y ahora sí: "me voy por un caminito, vuelvo por otro, si querés te cuento otro..."

Lic. María Cabanne

Imágenes: "El oso que amaba los libros"
Autor: Dennis Haseley
Ilustraciones: Jim La Marche


Toggle

Se ha producido un error en este gadget.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.