sábado, 31 de octubre de 2009

LA LECTURA Y LOS PEDIATRAS


Sociedad Argentina de Pediatría
Av. Coronel Díaz 1971/75 (C1425DQF) – Ciudad Autónoma de Buenos Aires – Argentina.
Teléfono-Fax (54-11)4821-8612


Programa de Promoción de la Lectura

Los pediatras sabemos que la salud, a la que todo niño tiene derecho por igual, no significa solamente ausencia de enfermedad, sino que en su sentido más amplio es el estado que permite al niño la expresión de todo su potencial y su armónico desarrollo.

Sabemos también que el ser humano constituye su subjetividad a partir de lo simbólico en sus primeros tiempos. Es el único ser capaz de crear cultura, es así que un universo de significados es lo que define su humanidad. En este campo sabemos que para bien o para mal toda impronta temprana deja profundas huellas.

Múltiples investigaciones demuestran que el hábito de la lectura, iniciado temprana y placenteramente por los padres u otros miembros de la familia, y continuado a lo largo del tiempo, ejerce una influencia positiva en el desarrollo intelectual y afectivo del niño.

Asimismo, hay suficiente evidencia científica que avala que leerle desde muy temprana edad y en voz alta a un niño es una de las acciones de mayor importancia que un adulto puede realizar para facilitar el ulterior desarrollo de las habilidades de lectoescritura.

Antes de que los niños asistan a la escuela, sus padres y su familia son los pilares sobre los que se asientan los conocimientos que adquieren. Desde ellos parte el afecto y la atención que llevará al desarrollo de la autoestima. Todos estamos de acuerdo en que la familia es el ámbito natural donde el niño se humaniza y que la adecuada interacción de los padres con sus hijos es un factor esencial para la promoción de la salud.

La medicina conoce el rol del analfabetismo en los indicadores de riesgo. La nutrición integral incluye el afecto y la cultura, una cultura solidaria que se multiplica cuando se comparte.

Este programa pretende aportar ideas y recursos para transitar ese camino, y organiza su propuesta en tres acciones fundamentales:

• Lograr la motivación del pediatra para que asuma un rol activo en la recomendación de la lectura.

Valorar el libro, incorporándolo en todos los ámbitos en que el equipo de salud entra en contacto con el niño y su familia (consultorios, centros de salud, áreas de internación, etc.).

Articular acciones con instituciones y personas que se ocupen del tema en las diferentes regiones del país (sector educación, sector promoción social, etc.).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Toggle

Se ha producido un error en este gadget.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.