martes, 24 de noviembre de 2009

ANTÍGONA Y LA CLASE DE 1º POLIMODAL


Mientras Eugenia daba lección oral y reflexionaba acerca de las equivocadas decisiones de Creonte que terminan por dejarlo solo, tras la muerte de Etéocles y Polinices, de Antígona y Hemón e inclusive de su esposa Eurídice, dos alumnos comenzaron a pelearse a golpes de puños. Me dolieron varias cosas: que quien empezó a golpear fuera un alumno muy callado e introvertido que, para que haya estallado así necesitó sin duda de la palabra o el gesto hiriente del otro compañero. Pero aún más doloroso fue el corrillo alrededor alentando la pelea. Tristes gallitos gritando excitados y risueños alrededor de los dos compañeros enfrentados.

Por eso, la evaluación final, tendrá otro matíz. Ojalá que los ayude a crecer:
Porque sí nomás. Ahí nomás.
Se miran y se agarran a trompadas.
Se odian, pero ni se conocen.
Se la tienen jurada sin nunca haber cruzado ni una palabra.
Se convierten en enemigos, sin haberse hecho nada antes.
Porque sí nomás.
Por ser de otra escuela.
Por ser de otro cuadro.
Por ser de otra onda.
Por ser de otro barrio.
Por ser otro, el otro.
Ahí nomás, sin sentido.
Se esperan a la salida.
Se cruzan en una plaza.
Se encuentran en un boliche.
Se topan en una calle.
Se miran y se agarran a trompadas.
Se miran sin mirarse y se agarran a trompadas.
Porque sí nomás.
Se entregan a la nada.
Se organizan por chat las peleas.
Se entretienen yendo a buscarlas.
Se divierten cuando las relatan.
Se consigue así un sentido para sus días.
Se hacen así conocidos entre los demás.
Se encuentran así una identidad.
Se descargan así de algo que poco tiene que ver con ese alguien al que le están pegando cuando le pegan a alguien.
Se vengan así de algo que no les ha hecho ese alguien al que le están pegando cuando le pegan a alguien.
Se sacan así de encima algo que cargan solos, que es equivalente a lo que carga solo ese alguien al que le están pegando cuando le pegan a alguien.
Se evaden así de algo que encuentran en ese alguien al que le están pegando cuando le pegan a alguien.
Se lastiman por algo que ya los tiene lastimados.
Por algo es; no es porque sí.
Por algo pasa; no es porque sí.
Por algo que falta o por algo que sobra; no es porque sí.
Por algo que abruma o por algo que escasea; no es porque sí.
Por algo es; no es porque sí.
Se entregan a la nada.
Se trenzan en grescas vacías de contenido.
Se desafían a peleas vacías de razones.
Se inventan razones vacías de sentido.
Se sienten los contrarios de quienes son en verdad sus iguales.
Se imaginan triunfos que no son triunfos.
Se dejan heridas sin significado.
Se miran y se agarran a trompadas.
Se miran sin mirarse y se agarran a trompadas.
Ahí nomás.
Se odian absurdamente.
Se odian porque sí.
Pero se odian por algo que los trasciende.
Por estar de moda odiarse entre otros y unos.
Por estar de moda no ver en el otro a un igual.
Por estar de moda el vacío.
Por estar de moda la falta de sentido.
Por estar de moda entregarse a la nada.
Por vivir en un mundo que está atravesando la edad del pavo.

Por Mex Urtizberea
Para LA NACION
1 ¿Qué podés hacer para construir un mundo mejor?
2 ¿Qué cosas te dan bronca? ¿Y cuáles te lastiman?
3 ¿Cómo lo expresás?
4 ¿Qué te gustaría cambiar del mundo de los adultos? ¿Cómo lo harías?
5 ¿Qué te gustaría cambiar del mundo de los adolescentes? ¿Hacés algo?
6 ¿Para qué habrá escrito el autor este texto? ¿Qué acto de habla hay en él?
7 Adolescencia es para vos:
Desde la connotación:
Desde la denotación:
8 Resumí lo que el autor describe en este texto.
9 Escribí un tema de opinión sobre la violencia cuyo tema sea: “Esas pequeñas cosas”
(una burla, un insulto, una mirada, una acusación, una mentira, un robo, un desprecio…)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Toggle

Se ha producido un error en este gadget.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.