sábado, 28 de noviembre de 2009

ANTÍGONA y el discurso argumentativo


Antígona es joven y decidida. Tiene el coraje para enfrentar las decisiones de Creonte. Aunque su hermana Ismena no se anime a acompañarla y desee convencerla del peligro que corre, Antígona decide rendirle homenajes fúnebres a su hermano, cuya sepultura ha sido prohibida por el Rey. ¿Deben obedecerse las leyes humanas, o las divinas? ¿Son más importantes las leyes escritas que las no escritas?
Muchas de las problemáticas tratadas en la tragedia griega, siguen planteándose en el siglo XXI: la soledad en el poder, las leyes humanas, el derecho a sepultar a nuestros muertos, las limitaciones del ser humano...
Por otra parte, es una frondosa fuente de "textos argumentativos" para trabajar con los alumnos.

martes, 24 de noviembre de 2009

ANTÍGONA Y LA CLASE DE 1º POLIMODAL


Mientras Eugenia daba lección oral y reflexionaba acerca de las equivocadas decisiones de Creonte que terminan por dejarlo solo, tras la muerte de Etéocles y Polinices, de Antígona y Hemón e inclusive de su esposa Eurídice, dos alumnos comenzaron a pelearse a golpes de puños. Me dolieron varias cosas: que quien empezó a golpear fuera un alumno muy callado e introvertido que, para que haya estallado así necesitó sin duda de la palabra o el gesto hiriente del otro compañero. Pero aún más doloroso fue el corrillo alrededor alentando la pelea. Tristes gallitos gritando excitados y risueños alrededor de los dos compañeros enfrentados.

Por eso, la evaluación final, tendrá otro matíz. Ojalá que los ayude a crecer:
Porque sí nomás. Ahí nomás.
Se miran y se agarran a trompadas.
Se odian, pero ni se conocen.
Se la tienen jurada sin nunca haber cruzado ni una palabra.
Se convierten en enemigos, sin haberse hecho nada antes.
Porque sí nomás.
Por ser de otra escuela.
Por ser de otro cuadro.
Por ser de otra onda.
Por ser de otro barrio.
Por ser otro, el otro.
Ahí nomás, sin sentido.
Se esperan a la salida.
Se cruzan en una plaza.
Se encuentran en un boliche.
Se topan en una calle.
Se miran y se agarran a trompadas.
Se miran sin mirarse y se agarran a trompadas.
Porque sí nomás.
Se entregan a la nada.
Se organizan por chat las peleas.
Se entretienen yendo a buscarlas.
Se divierten cuando las relatan.
Se consigue así un sentido para sus días.
Se hacen así conocidos entre los demás.
Se encuentran así una identidad.
Se descargan así de algo que poco tiene que ver con ese alguien al que le están pegando cuando le pegan a alguien.
Se vengan así de algo que no les ha hecho ese alguien al que le están pegando cuando le pegan a alguien.
Se sacan así de encima algo que cargan solos, que es equivalente a lo que carga solo ese alguien al que le están pegando cuando le pegan a alguien.
Se evaden así de algo que encuentran en ese alguien al que le están pegando cuando le pegan a alguien.
Se lastiman por algo que ya los tiene lastimados.
Por algo es; no es porque sí.
Por algo pasa; no es porque sí.
Por algo que falta o por algo que sobra; no es porque sí.
Por algo que abruma o por algo que escasea; no es porque sí.
Por algo es; no es porque sí.
Se entregan a la nada.
Se trenzan en grescas vacías de contenido.
Se desafían a peleas vacías de razones.
Se inventan razones vacías de sentido.
Se sienten los contrarios de quienes son en verdad sus iguales.
Se imaginan triunfos que no son triunfos.
Se dejan heridas sin significado.
Se miran y se agarran a trompadas.
Se miran sin mirarse y se agarran a trompadas.
Ahí nomás.
Se odian absurdamente.
Se odian porque sí.
Pero se odian por algo que los trasciende.
Por estar de moda odiarse entre otros y unos.
Por estar de moda no ver en el otro a un igual.
Por estar de moda el vacío.
Por estar de moda la falta de sentido.
Por estar de moda entregarse a la nada.
Por vivir en un mundo que está atravesando la edad del pavo.

Por Mex Urtizberea
Para LA NACION
1 ¿Qué podés hacer para construir un mundo mejor?
2 ¿Qué cosas te dan bronca? ¿Y cuáles te lastiman?
3 ¿Cómo lo expresás?
4 ¿Qué te gustaría cambiar del mundo de los adultos? ¿Cómo lo harías?
5 ¿Qué te gustaría cambiar del mundo de los adolescentes? ¿Hacés algo?
6 ¿Para qué habrá escrito el autor este texto? ¿Qué acto de habla hay en él?
7 Adolescencia es para vos:
Desde la connotación:
Desde la denotación:
8 Resumí lo que el autor describe en este texto.
9 Escribí un tema de opinión sobre la violencia cuyo tema sea: “Esas pequeñas cosas”
(una burla, un insulto, una mirada, una acusación, una mentira, un robo, un desprecio…)

domingo, 15 de noviembre de 2009

EL PRINCIPITO


EL LIBRO

Leído en Ñ

CAMARA DE DIPUTADOS

Se acerca la creación del Instituto del Libro

Subsidiará traducciones, nuevas publicaciones y la creación de librerías donde no las hay.

Mañana se debatirá en la comisión de presupuesto de la Cámara de Diputados el proyecto de creación del Instituto del Libro y si es aprobado -tal como se espera- pasará directamente al recinto para ser debatido antes de fines de este año.

Según explica Rodolfo Hamawi, director de Industrias Culturales de la Secretaría de Cultura de la Nación, el Instituto promoverá, mediante subsidios, la edición y distribución del libro argentino acá y en el exterior; apoyará la traducción de autores argentinos a otros idiomas y la apertura de librerías en "poblaciones con más de 20 mil habitantes que no tienen una librería". También apoyará la participación en ferias internacionales y otorgará créditos para editar libros con poca rotación comercial.

El Instituto dependerá de la Secretaría de Cultura de la Nación. Contará con un consejo asesor integrado por editores, libreros y autores, "una combinación entre lo público y lo privado que garantiza un desarrollo más allá de los avatares políticos", según Hamawi.

Las empresas registradas podrán desgravar el 70 por ciento del IVA y el 30 por ciento que sí pagan se destinará a un fondo que financiará el funcionamiento del Instituto, los préstamos y los subsidios. Se estima que el Instituto contará con un presupuesto aproximado de 20 millones de pesos anuales. El gasto de funcionamiento no podrá superar el diez por ciento del presupuesto y habrá un tope de subsidios por editorial.

Hamawi señala que la perspectiva de aprobación es muy buena: "En la comisión de Cultura firmaron todos los bloques. Esta ley se viene consensuando desde hace tres años, ahora todo el sector del libro está de acuerdo".

EEM Villa Gesell - UNMDP



Hemos terminado el 6º encuentro del Pauás. Aquí algunos comentarios de los participantes:

María (Turno noche) escribió:
Muy buena propuesta; logró motivarme nuevamente a la lectura y sentido de porqué escribo, también descubrir las riquezas que cada uno trae para uno, para dar; que todo lo que se hace grupal tiene otra mirada, ya que, compartido, se desarrolla con más claridad.
Excelente María, su actitud logró que pensara en lo mío, frente a lo que soy; también en el otro. Transmitir con claridad, vocación, es riquísimo. Eso lo recibí de María. Gracias.

Magalí (turno mañana) expresó:
De los temas y textos que trabajamos los que más me interesaron fueron Continuidad de los Parques, de Cortázar, y El intruso de Joseph Conrad.
Nunca había pensado que un cuento se pudiera entrelazar con otra novela dentro del cuento y que diera pistas para resolverlo.
También me interesaron las discusiones que se plantearon en clase a partir del prólogo a Cuando me muera quiero que toquen cumbia: la inseguridad, los chicos que roban y se drogan.
Hicieron que cambiara mi punto de vista respecto a la lectura, ya que por ella puedo adquirir experiencias, sensaciones y cultura.
Compartir las diversas interpretaciones de los textos con la profesora y los compañeros, permite escuchar la mirada de otra persona sobre tu cuento para mejorarlo.
Me pareció interesante que la profesora hiciera un blog para el taller; y ¡me olvidé de enviar mi trabajo!
Al terminar la clase me quedé pensando en lo que he aprendido por leer en un grupo de personas buenas, charlatanas y a reírme mejor de la vida.

Noelia (turno mañana) nos contó:
Aunque ya sabía de lo que más o menos se trataba Lengua, aprendí algunas cosas nuevas que quizás a veces no les das mucha importancia pero que, al estudiarlo profundamente, ves que son necesarias y que no es tan fácil como creías.
El tema que más me interesó fue el de los cuentos de terror con pistas porque me llevó a pensar que no es tan fácil crear un cuento sino que tenés que reflexionar en cada parte.
Me animé a aclarar algunas dudas que tenía.
Las discusiones que se plantearon en clase hicieron que cambiara mi punto de vista de muchos temas sociales. No sólo se aprende de los textos sino de las experiencias en sí.
Compartir las diversas interpretaciones de los textos, con la profesora y los compañeros me permitió intercambiar ideas y puntos de vista. Compartir lo que se escribe con otros está bueno, porque así te pueden ayudar a mejorar tu trabajo y opinar sobre él.
Me pareció interesante que la profesora nos comprenda y nos permita charlar e intercambiar ideas. Al terminar la clase me quedé pensando en lo mucho que aprendimos; y en lo que podríamos aprender si las clases continuaran. Lo que sabía no era nada en comparación a lo que todavía tengo por aprender.

lunes, 9 de noviembre de 2009

EL LIBRO por Juan Villoro


Imagen de Diario de Libros de Rotraut Susanne Berner

Leído en El Malpensante:
Por Juan Villoro

¿Qué tan novedoso debe ser un invento? La importancia de un producto suele depender de su capacidad de sustituir a otro. La tecnología necesita contrastes; sus aportaciones se miden en relación con lo que había antes. El inventor es el hombre que llega después.
Lo nuevo existe en serie: es la última parte de una secuencia, requiere de algo que lo anteceda. Esto lleva a una pregunta: ¿podemos inventar hacia atrás? ¿Qué pasa si le asignamos otro orden a la historia de la técnica?

Imaginemos una sociedad con escritura y alta tecnología, pero sin imprenta. Un mundo donde se lee en pantallas y se dispone de muy diversos soportes electrónicos. Abundan los receptores de textos e incluso se han diseñado pastillas con resúmenes de libros y métodos hipnóticos para absorber documentos. Esa civilización ha transitado de la escritura en arcilla a los procesadores de palabras sin pasar por el papel impreso. ¿Qué sucedería si ahí se inventara el libro? Sería visto como una superación de la computadora, no solo por el prestigio de lo nuevo, sino por los asombros que provocaría su llegada.

Los irrenunciables beneficios de la computación no se verían amenazados por el nuevo producto, pero la gente, tan veleidosa y afecta a comparar peras con manzanas, celebraría la ultramodernidad del libro.

Después de años ante las pantallas, se dispondría de un objeto que se abre al modo de una ventana o una puerta. Un aparato para entrar en él.

Por primera vez el conocimiento se asociaría con el tacto y con la ley de gravedad. El invento aportaría las inauditas sensaciones de lo que solo funciona mientras se sopesa y acaricia. La lectura se transformaría en una experiencia física. Con el papel en las manos, el lector advertiría que las palabras pesan y que pueden hacerlo de distintos modos.

La condición portátil del libro cambiaría las costumbres. Habría lectores en los autobuses y en el metro, a los que se les pasaría la parada por ir absortos en las páginas (así descubrirían que no hay medio de transporte más poderoso que un libro).

La variedad de ediciones fomentaría el coleccionismo; los pretenciosos podrían encuadernar volúmenes que no han leído y los cazadores de rarezas podrían buscar títulos esquivos y acaso inexistentes. Solo los tradicionalistas extrañarían la primitiva edad en que se leía en pantalla.

En su variante de bolsillo, el libro entraría en la ropa y sería llevado a todas partes. Esta ubicuidad fomentaría prácticas escatológicas en las que no nos detendremos. Baste decir que acompañaría a quienes necesitaran de distracción para ir al baño.

Las más curiosas consecuencias del invento tardarían algún tiempo en advertirse. Una de ellas está al margen de la ciencia y la comprobación empírica, pero sin duda existe. El libro se mueve solo. Lo dejas en el escritorio y aparece en el buró; lo colocas en la repisa de los poetas románticos y emerge en un coloquio de helenistas. Las bibliotecas no conocen el sosiego.

El hecho de que incluso los tomos pesados se desplacen sin ser vistos representaría un misterio menor, como el de los calcetines a los que se les pierde un par en el camino a la azotea, si no fuera porque los libros se mueven por una causa: buscan a sus lectores o se apartan de ellos. Hay que merecerlos. El password de un libro es el deseo de adentrarse en él.

Las pantallas son magníficas, pero les somos indiferentes. En cambio, los libros nos eligen o repudian.

Otras virtudes serían menos esotéricas. ¡Qué descanso disponer de una tecnología definitiva! El sistema operativo de un libro no debe ser actualizado. Su tipografía es constante. Eso sí: su mensaje cambia con el tiempo y se presta a nuevas interpretaciones.

Para quienes vivimos en tristes ciudades en las que se va la luz, el libro representa un motor de búsqueda que no requiere de pilas ni electricidad.

Qué alegrías aportaría el inesperado invento del libro en una comunidad electrónica. Después de décadas de entender el conocimiento como un acervo interconectado, un sistema de redes, se descubriría la individualidad. Cada libro contiene a una persona. No se trata de un soporte indiferenciado, un depósito donde se pueden borrar o agregar textos, sino de un espacio irrepetible. Llevarse un libro de vacaciones significaría empacar a un sueco intenso o a una ceremoniosa japonesa.

Con el advenimiento del libro, la gente se singularizaría de diversos modos. Esto tendría que ver con los plurales contenidos y la manera de leerlos, pero también con el diseño. Los fetichistas podrían satisfacer anhelos que desconocían.

¿Hasta dónde podemos apropiarnos de un artefacto? El libro es el único aparato que se inventó para ser dedicado, ya sea por los autores o por quienes lo regalan. Qué extraño sería instalar un programa de Word dedicado con cariño a la esposa de Bill Gates. En cambio, el libro llegó para ser firmado y para escribir un deseo en la primera página.

Las novedades deslumbran a la gente. El libro ya cambió al mundo. Si se inventara hoy, sería mejor.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

EEM Villa Gesell - UNMDP (post en construcción)


En el marco de la articulación que la Universidad Nacional de Mar del Plata lleva adelante con las escuelas medias, implementamos Talleres de Literatura.

En el primer encuentro, hay expectativas y curiosidad. Nos presentamos y chicas y chicos comentan sus deseos, miedos, y estrategias. Algunos trabajarán en el verano para ayudar con los gastos de su estadía en Mar del Plata; otros iniciarán una carrera y esperan poder cursar otra en el futuro. Hay estudiantes que seguirán la Lic. en Psicología, otra en Contabilidad, otro hará el Profesorado en Matemáticas, una de las chicas quiere ingresar en Veterinaria, otra en Turismo y Hotelería. Todos están seguros de que deben hablar y escribir mejor para desempeñarse bien.
Hablamos acerca de nuestras primeras lecturas, aquellas que recordamos porque las hicimos en nuestras familias o en la escuela, o con amigos. Les comento los factores que inciden en nuestra formación como personas, entre los cuales figura el acceso a la lectura. Conversamos de la campaña que la Asociación de Pediatría Argentina lleva a cabo (ver post) Algunos chicos dicen que en la casa nunca les han leído; otros recuerdan que les gustaba escribir poesías y cuentos cuando eran más chicos, y que lo hacían a solas; no como tarea impuesta en la escuela.
Para adentrarnos en los temas literarios, recurro a sus conocimientos acerca de "Hamlet" que algunos han adquirido por el visionado de Los Simpson. Conversamos sobre el tema de la venganza y aprovecho para comentar Shakespeare en la selva. Hablamos sobre las miradas "del otro" y las posibles lecturas. Les leo Continuidad de los Parques, que sólo dos chicas conocen y hablamos acerca de la importancia de la inferencia que realice el lector. Leemos entre todos, los Crímenes de la calle Morgue, y luego de seguir el proceso de análisis queda como consigna para el próximo encuentro, redactar un cuento policial que muestre rigor en la observación de los indicios para llegar a la resolución del crimen.

En el segundo encuentro dos estudiantes han realizado el trabajo, otros dos lo tienen sin terminar y me hacen algunas consultas. En grupo deciden escribir un cuento sobre la venganza. Son muy alegres. En este encuentro se han incorporado seis estudiantes más, algunos bastante tímidos, que son integrados con calidez por los otros compañeros. Mientras imaginan la historia intercambian bromas y se ríen. Dejo como consigna leer los Cuentos con tinta y sangre.

En el tercer encuentro nos reunimos 8 estudiantes.
Una de las chicas plantea dudas acerca del análisis de los tipos textuales. Aprovecho los materiales que tengo conmigo para clarificarlas. Así es como leemos el prólogo a Cuando me muera quiero que me toquen cumbia, para observar cómo la narración interactúa con la argumentación. Les narro una síntesis de la obra y participan con entusiasmo. Surgen comparaciones con la vida en Villa Gesell y argumentan para defender sus ideas.
En cuanto a la escritura de la narración, les explico la función de los distintos accidentes verbales, que no tenían muy en claro.
Una estudiante del turno noche trae para compartir poesías que ha escrito en un Taller Literario. Los compañeros las comentan y la elogian.
Corrijo los trabajos que han entregado y hacemos una puesta en común de las correcciones. Hemos leído las producciones con entusiasmo, aunque algunos mostraban mayor resistencia.
Les leo No oyes ladrar los perros, de Juan Rulfo, que considero uno de los mejores cuentos de la literatura latinoamericana: una estructura clara, una composición musical por los ritmos... Analizamos la importancia del diálogo, la manera creativa de expresar el transcurso del tiempo, los cambios lingüísticos en relación a la historia: el pasaje de "tú" a "usted", entre otros elementos. Les cuento que así como aquí, Rulfo señala el transcurso del tiempo por las posiciones de la luna, Borges, por ejemplo en El hombre de la esquina rosada, lo hace con las ruedas de mate que se completan. Penélope teje y desteje, esperando el regreso de su amado. Se sorprenden y piensan recursos que podrían usar en sus historias.

Iniciamos el cuarto encuentro haciendo un resumen de lo que hemos ido viendo. Intercambian opiniones acerca de sus producciones. Una de las estudiantes afirma que existe diferencia entre lo que ella ha pensado y lo que ha escrito. Reflexionamos sobre el proceso de la escritura; la importancia de seguir un plan: acopio de ideas, organización, escritura, revisión.
Leemos La marca del ganado de Pablo de Santis. Analizamos los indicios, la importancia del narrador; es interesante la manera en que algunos chicos guían a sus compañeros en la comprensión.

Nos introducimos en el mundo de la aventura. Redactan una anécdota personal, la leen. Leemos Manuscrito hallado en una botella y siguen la propuesta del material asignado. Para la próxima clase leerán El intruso de Conrad. Como preparación, les comento algunos casos de desdoblamientos en la literatura: Lejana, La isla a mediodía, El otro...

El quinto encuentro lo desarrollamos el martes 10 y jueves 12 para recuperar la primera fecha del feriado largo del 12 de octubre. Hemos trabajado en torno al tópico del viaje y retomamos por otra parte, la reflexión sobre "el otro". Leímos Doble de Luisa Peluffo y Traspaso de los sueños de Ramón Gómez de la Serna que plantean, a su manera, el tópico del doble. Algunos estudiantes cuyos padres son inmigrantes conversan acerca de la mirada del otro sobre la propia cultura e identidad.

martes, 3 de noviembre de 2009

TILDES Y ACENTO


Cómo se usan las tildes en Practicopedia

domingo, 1 de noviembre de 2009

Barcos de papel



Entre otros, la web tiene el encanto de hacernos conocer personas sumamente creativas, con las que quisiéramos reunirnos a tomar un café; es decir a conversar de todo y de nada mientras miramos el mar desde una ventana. Sigo hace tiempo el blog de esta ceramista y hoy les hago conocer su versión del barquito de papel.

http://blablaetc.canalblog.com/archives/2009/10/index.html

Toggle

Se ha producido un error en este gadget.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.