viernes, 3 de septiembre de 2010

HABLAMOS CON LAS MANOS

Lisa es una niña sorda a la que consideraban «tonta» porque no entendía nada de lo que le decían y sólo movía las manos. Afortunadamente, en el grupo se encontraba ese día Tomás, un niño que conocía la lengua de signos porque sus padres son sordos y pudo comunicarse con ella. Desde ese momento todo cambió: el resto de los niños y niñas se interesaron por aprender la lengua de signos y todos se hicieron amigos. Juntos se divirtieron y aprendieron muchas cosas que hasta entonces no podían ni imaginar.

Recomendado por S.O.L.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Toggle

Se ha producido un error en este gadget.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.