jueves, 16 de febrero de 2012

La Fundación Germán Sánchez Ruipérez trabaja desde hace treinta años con una idea de lectura.

Para nosotros leer es:

Observar

Toda lectura nace de la curiosidad, del interés o de la necesidad. Lectura e indiferencia, lectura y pasividad son términos incompatibles.
Interpretar

No puede haber lectura que no implique un análisis y ese juego de interpretación es mucho más que un mero discernimiento.


Comprender

Si este paso no se da, la lectura encalla. Seremos leedores, pero no lectores.


Valorar

Seleccionar, no en vano

 el verbo latino del que procede, lego, denomina tanto la acción de leer como la acción de elegir.



Transformar

Toda lectura es creación. Toda lectura es recreación. Toda lectura es un arte. Incluso ante aquello que parece definitivamente establecido, como pudiera ser el propio texto. Por eso no hay dos lecturas iguales, aun desde la misma persona. Ni dos lectores iguales.


Asimilar

Somos lo que leemos. Leemos lo que somos. La lectura nos abre a la realidad ajena y, al mismo tiempo, dibuja, edifica y cincela nuestro mundo interior. De cada lectura queda un poso imborrable. No somos iguales antes que después de leer.


Compartir

No hay lectura sin ejercicio del diálogo, de la relación, del intercambio. El inicial que se establece entre la propuesta lectora y quien la lee. Y todos los que a partir de él surjan, pues sólo la lectura se completa cuando ayuda a consolidar nuestra relación. Porque leer también nos enseña que ni somos los primeros, ni somos únicos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Toggle

Se ha producido un error en este gadget.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.